Risotto con manitas de lechazo churro

Las manitas del lechazo churro tienen un sabor delicioso y una textura formidable, pero son poco conocidas en el ámbito gastronómico y gourmet. Por ello, hoy os vamos a proponer como cocinar las manitas de nuestro cordero lechal de raza churra para que las disfrutéis en un risotto, un plato que siempre tiene muy buena acogida.

Para elaborar esta receta, necesitaremos 250 gramos de arroz, 50 gramos de queso parmesano, 3-4 manitas de lechazo churro, un litro de caldo de ternera, sal, pimienta, puerro blanco, zanahoria, cebolla, cebolla con clavos, dientes de ajo, laurel, vino blanco y aceite de oliva.

Preparación

Primero debemos limpiar las manitas de cordero lechal. Para ello, las lavamos y las ponemos a cocer en una olla con laurel, las verduras (puerro, cebolla, zanahoria), los dientes de ajo, la cebolla con clavos y el vino blanco durante 50 minutos. Una vez cocidas, hay que deshuesar las manitas y picar la carne. Una vez tengamos la carne de las manitas de lechazo churro preparada, echaremos un poco de aceite de oliva y en una sartén y saltearemos el puerro en bastoncitos, para añadir después las manitas de cordero lechal.

Incorporaremos el arroz y cocinaremos durante 2 minutos, hasta que se quede transparente. Dar vueltas continuamente con una cuchara de madera. Añadiremos al arroz un poco de vino blanco y removeremos hasta que se evapore. Seguidamente, hay que ir agregando de poco en poco el caldo de ternera hasta que se cocine el arroz, removiéndolo con una cuchara de madera. Salpimentaremos el arroz en el último momento.

Por último, al apartar del fuego el arroz, agregaremos el queso parmesano y lo mezclaremos bien con la cuchara de madera. El arroz se puede servir con algún acompañamiento, como por ejemplo, un poco de reducción de Pedro Ximénez (eso os lo dejamos a vuestro gusto). Ya tenemos listo nuestro risotto con manitas de lechazo churro. ¡Qué aproveche!