Por qué no utilizamos pesticidas en nuestra ganadería

Nunca hemos utilizado pesticidas en nuestra ganadería porque creemos que no benefician a la sostenibilidad de nuestro entorno y mucho menos lo vamos a hacer después de leer la noticia que salía la semana pasada, relacionando los pesticidas con el Parkinson. Quizás a corto plazo, con un uso limitado, puedan tener buenos efectos, sin embargo, a largo plazo puede ser perjudicial para el medio ambiente e incluso, como se ha comprobado, para la salud humana.
Un grupo de científicos en torno al español Francisco Pan-Montojo ha descubierto el mecanismo con el cual los pesticidas inducen a la propagación y el inicio de esta patología. Según los expertos «la exposición crónica a pesticidas actuando sobre el intestino, sin necesidad de pasar a sangre, inicia la enfermedad de Parkinson que se transmite a través de los nervios que conectan el intestino al cerebro hasta afectar a la sustancia negra».
Este descubrimiento nos tiene que abrir los ojos a todos los que nos dedicamos a actividades relacionadas con la alimentación humana o con el medio ambiente. El uso de productos químicos a largo plazo en los campos y praderas no son beneficiosos y nosotros apostamos por no utilizarlos y seguir empleando métodos tradicionales para eliminar malas hierbas, impedir la proliferación de plagas y  evitar enfermedades en nuestra fauna y flora. De esta manera, nos aseguramos de conseguir una mayor sostenibilidad de nuestro entorno y proteger a nuestros animales de productos nocivos.