¿Por qué comprar productos autóctonos?

Desde aquí queremos animar a todos los consumidores a que consuman alimentos producidos en España. No  queremos que nos compren por “nuestra cara bonita” si no por una serie de razones por las cuáles salimos beneficiados todos: consumidores, productores e intermediarios. Sabemos que el precio muchas veces es un elemento decisorio muy importante (si no el que más) pero dejando a un lado ese factor, que dependerá mucho del poder adquisitivo del comprador, hay razones para escoger nuestros productos, los “made in Spain”, los de Castilla y León o más concretamente los productos salmantinos.

Cuando vamos al supermercado, a la tienda de barrio o a una delicatessen tenemos que tener en cuenta la procedencia del producto que vamos a comprar. Hay algunos que se diferencian muy bien pero hay otros que es más difícil. La carne, por ejemplo, si no lleva una vitola identificativa no se distingue. Nadie sabe si esta comiendo cordero español o neozelandés, ternera española o argentina… Es muy importante fijarse en las vitolas de los productos, en las etiquetas o en los envases para saber la procedencia de ese alimento que vamos a comprar. Entre dos productos iguales (uno de procedencia extranjera y otro español), de mismo precio y con calidad similar, ¿cuál escogerias?

Comprar productos de aquí genera riqueza para nuestro entorno: tanto al productor cómo al intermediario o distribuidor, que generan empleo y gasto del que se benefician (en la mayoría de casos) empresas del entorno. Esas empresas pagan nóminas a sus empleados y gestores que, muy probablemente, un gran porcentaje de ellas vaya destinado a consumir en empresas también de nuestro entorno y hacen posible el sustento de varias familias. Es una rueda de la que todos salimos beneficiados. Además, al comprar y consumir alimentos autóctonos ayudamos a la recaudación del Estado: esas empresas al 99% cotizan y pagan sus impuestos en España.

No sólo a nivel económico las empresas españolas aportan beneficios a la sociedad. Son empresas que hacen una labor muy importante cuidando del medio ambiente (en la gran mayoría de los casos), fijan población al dar trabajo en zonas rurales donde de otra manera perderíamos el patrimonio de nuestros pueblos ya que con ellas traen servicios e infraestructuras. También elaboran o producen alimentos de alta calidad y muchas veces únicos e inigualables, sujetos a estándares de la UE a diferencia de muchos productos que llegan de fuera de nuestras fronteras que, en algunas ocasiones, son de dudosa calidad. Y por último ayudan a preservar especies y técnicas tradicionales que generan productos de gran calidad para nuestra sociedad y que sin ellos seguramente perderíamos.

En nuestra ganadería ya estamos aportando esos beneficios a la sociedad. Y con este post no queremos que se dejen de consumir productos de fuera si no que, en la medida de lo posible, pensemos que al comprar productos de aquí ayudamos a muchas empresas cuya labor es imprescindible y vital para el campo y el medio ambiente en un contexto de crisis en el que no es fácil sobrevivir.

Lechazo de Raza Churra de Castilla y León (Producto autóctono)