Paletilla de lechazo churro con pimientos rellenos

Esta semana os proponemos una receta para que elaboréis las paletillas de nuestro lechazo churro acompañadas de pimientos rellenos de pisto. Para ello, necesitaréis cuatro paletillas de cordero lechal de raza churra, doce pimientos del piquillo, sal, aceite (de oliva, por supuesto) y, para elaborar el pisto, cebolla, pimiento rojo, berenjena, calabacín y tomate. Como veis, todo muy fácil de encontrar en cualquier frutería y/o supermercado.

Primero hay que poner las paletillas del lechazo churro a asar en el horno, tal y cómo ya hemos comentado otras veces, haciéndolo de la forma tradicional. Este cordero tan especial únicamente necesita sal y agua para asarse en el horno (os explicamos como asar el lechazo hace unos meses, y también dimos algunos trucos). No hace falta un “superhorno”, con un horno normal de los que solemos tener en casa es suficiente. Eso sí, si el horno es de leña, y la leña de encina, mucho mejor.

Mientras se asa el lechazo churro, que tarda un rato, hay que ir haciendo el pisto. Troceamos toda la verdura al gusto (más bien menuda) y la rehogamos en aceite de oliva. Cuando tengamos la verdura bien rehogada (no se os olvide poner la sal), empezaremos a rellenar los pimientos del piquillo con ella. Una vez rellenados, y cuando queden pocos minutos para que el lechazo este listo, introduciremos en la misma bandeja del lechazo los pimientos para que se asen juntos.

A este plato podéis acompañarlo unas patatas o ensalada (como prefiráis), además de servirlo junto a un buen pan y un buen vino tinto. También hay quien le añade vino blanco o ajo al lechazo churro; nosotros recomendamos únicamente asarlo con agua y sal ya que así se aprecia más el formidable sabor de la carne. Esperamos que os guste la receta y, si la cocináis, nos mandéis fotos y las publicaremos (si queréis, claro) en este post. ¡Qué aproveche!