Los pastos ecológicos y la hierba alta mejoran la calidad de la carne


En nuestra ganadería apostamos desde hace varios años por mantener nuestros pastos sin utilizar ningún producto químico y los abonamos con el propio estiércol de nuestras cabras. Realizar este tipo de mantenimiento nos proporciona una hierba más natural y unos campos mucho más sostenibles y sanos donde nuestro rebaño de cabras puede comer los mejores pastos.
La sostenibilidad de nuestras praderas y montes es vital cuando la alimentación de las cabras consiste en el pastoreo diario. Tener pastos sanos y de calidad proporciona un excepcional alimento a nuestros animales y se traducirá en una mejor salud y una leche de mayor calidad. Esto es importante porque la leche que obtenemos influye de manera crucial en la calidad de la carne del cabrito lechal. Además, es fundamental que la cabra esté bien alimentada con pastos naturales durante el parto para que la cría sea perfecta.
También es muy importante mantener la hierba alta (dentro de lo posible y contando con las condiciones climáticas y del suelo) evitando el sobrepastoreo. En nuestra ganadería siempre procuramos gestionar bien nuestros pastos para que, tanto nuestras cabras como nuestras ovejas, disfruten de una alimentación natural y completa. Sabemos que es la clave para obtener los mejores cabritos y lechazos.
Hace unos días leíamos que el Institut National de la Recherche Agonomique (INRA, Francia) ha realizado un estudio cuyo objetivo fue comparar los efectos del modo de producción agrícola (convencional frente a ecológica) y el nivel de disponibilidad de pasto (bajo frente a alto) sobre la calidad nutricional de los ácidos grasos (AG) de la carne de corderos en pastoreo. En ese estudio, se llegó a la conclusión que la carne aumentaba de calidad consiguiendo pastos ecológicos y de hierba suficientemente alta.
Por tanto, este estudio no hace más que reforzar nuestra idea y nos anima a seguir apostando por este sistema de alimentación frente a otros más intensivos que buscan más producción con menos costes. El sistema de cría extensivo con pastos naturales (o ecológicos) se revela como el más indicado para obtener carne de mejor calidad.