Los animales herbívoros, como las ovejas, protegen la biodiversidad

Los animales herbívoros, como las ovejas churras, protegen la biodiversidad en los pastizales, a veces sobrefertilizados por la acción humana. Las ovejas actúan como aliadas y protectoras gracias al pastoreo, ya que se alimentan de los pastos altos que impiden llegar la luz solar al suelo. Un estudio, realizado en 6 continentes y publicado por la revista Nature, revela que el pastoreo puede contrarrestar la sobredosis de fertilizantes que a veces se utilizan en la agricultura.

La solución, una vez más, la tenemos en la propia naturaleza. Si queremos preservar las praderas de todo el mundo, nada mejor que servirse de la ganadería sostenible para preservar la biodiversidad del suelo. Las ovejas y demás animales de pastoreo se alimentan del exceso de crecimiento de algunas plantas que impiden el nacimiento de las plantas nativas propias del lugar. Con la sobrefertilización, lo que se consigue es que proliferen unas especies en detrimento de otras autóctonas, con el consecuente daño que produce en los pastizales: más plagas, menos diversidad.

Según la FAO, los pastizales cubren entre 1 y 2 quintas partes de la superficie terrestre, siendo el hogar de gran parte de la humanidad. De ahí que sea vital preservarlos. La quema de combustibles fósiles, las dosis de cultivos con fertilizantes químicos y la eliminación del estiércol del ganado introducen nitrógeno adicional y otros nutrientes en el suelo, el aire y el agua. Su exceso es un problema especial para las praderas, donde muchas plantas, como flores silvestres y otras, se han adaptado a bajos niveles de nutrientes, por lo que, a menudo, tienen dificultades para competir con los pastos que utilizan nutrientes adicionales para crecer más rápido y más alto.

Por ello, en nuestra ganadería fomentamos la ganadería sostenible y la preservación de lo auténtico, de la fauna y flora autóctona de nuestra tierra. Este estudio no viene más que a corroborar que el efecto de una ganadería controlada y alimentada mediante pastoreo incide positivamente en las praderas, ayudando a preservar las especies y a cerrar el ciclo sostenible. Nuestro rebaño se alimenta de todas las especies vegetales de la pradera y a cambio combate las especies invasivas, ayuda a aflorar las autóctonas y las fertiliza con su estiércol.

Ovejas y biodiversidad