Ganadería: pastoreo, bienestar animal, medio ambiente

Somos una pequeña ganadería familiar que trabajamos a diario para preservar el sabor del auténtico Lechazo Churro mediante la conservación de la Raza Churra, el pastoreo, el medio ambiente y el bienestar animal.

Ganadería Lechazo Charro

¿Por qué apostamos por el pastoreo?

Además de ser un arte, nuestra familia se ha dedicado durante generaciones a la ganadería y al pastoreo, al cuidado de ganado ovino y a la cría del lechazo churro, traspasando el conocimiento y sabiduría de generación en generación. Seguimos con la tradición y el buen hacer que nos enseñaron antaño, con el compromiso de mantener el patrimonio natural y animal que nos dejaron y el objetivo de preservar lo auténtico: la raza churra, un método de cría natural y un producto excepcional, el Lechazo Churro. Pastorear a nuestras ovejas guiándolas a los mejores pastos es el oficio que hemos aprendido y que deseamos que no desaparezca.

Aunque la ganadería moderna aconseja (por motivos económicos) una intensificación de la producción, es decir, la cría en cautividad del ganado en naves “industriales”, en Lechazo Charro elegimos criar y cuidar a nuestras ovejas churras en libertad, en régimen extensivo (es decir, en el campo), y alimentarlas mediante pastoreo porque, al ser la Raza Churra una raza autóctona de Castilla y León, se adapta perfectamente al medio, adaptándose a las condiciones de la Sierra de Francia (Salamanca), dónde se localiza nuestra ganadería.

Ganadería: Pastoreo

Ganadería: Pastoreo

¿Por qué es importante para nosotros el bienestar animal?

Nuestras ovejas churras viven en libertad para comportarse naturalmente en su hábitat: el campo, las praderas y las rastrojeras (los campos de cereal tras la siega). Se crían al aire libre y únicamente entran en las naves cuando las condiciones climáticas son muy adversas o para proteger a sus crías. De esta forma, pastorean y viven fuera de establos, pudiéndose comportarse en su forma natural.

El pastoreo incide muy favorablemente sobre los montes y praderas ya que mantienen a raya la vegetación, previniendo los incendios y ayudando a la propagación de las semillas y la polinización. Además, son importantes agentes de la fertilización de tierras y praderas gracias a su preciado estiércol, por lo que cierran un ciclo natural que conserva a la perfección los parajes de nuestra querida Sierra de Francia (Salamanca).

Las ovejas Churras de nuestros rebaño disponen de 2.000 metros cuadrados por oveja en nuestra finca. De esta forma, su actividad no compromete la sostenibilidad del medio donde pastorea; al contrario, favorece indudablemente a la conservación del hábitat. Así evitamos el sobrepastoreo, contribuyendo a una mejor salud de nuestro rebaño. Además, en nuestro empeño por causar el menor estrés posible a nuestras ovejas, mejoramos continuamente nuestras instalaciones para una mayor comodidad del ganado y no utilizamos hormonas para la reproducción controlada, utilizando únicamente la monta natural y el efecto macho.

Ganadería: Bienestar Animal

Ganadería: Bienestar Animal. Madres y crías conviven juntas y en libertad

 Nuestro compromiso con el Medio Ambiente

  • En Lechazo Charro estamos totalmente comprometidos con el medio ambiente. La sostenibilidad es clave para obtener la máxima calidad en nuestros lechazos así como la preservación de las Razas Churra y el entorno natural y social.

  • Generamos nuestro propio abono para fertilizar nuestras tierras abandonando desde el año 2010 el uso de productos y abonos químicos en nuestros suelos, con el objetivo de mejorar la sostenibilidad de la tierra y la potabilidad del agua que bebe nuestro rebaño.

  • La cría en extensivo de nuestros animales beneficia al medio ambiente, formando un ciclo sostenible que mejora las condiciones del entorno natural y de nuestros rebaños. Un ciclo natural que recupera las prácticas tradicionales de la ganadería: nuestras ovejas y cabras aprovechan y mantienen limpias las praderas y producen el abono que hará que se reinicie el ciclo vital.

  • Limpiamos nuestro monte desbrozando, cuidando nuestros árboles y plantando especies autóctonas para la protección de nuestro rebaño e instalaciones.

El extraordinario sabor de nuestro lechazo churro no es casualidad: de unas madres alimentadas en su hábitat de forma natural conseguimos una leche de máxima calidad, con la que se alimentan nuestros lechales desde su nacimiento hasta su sacrificio. Ese es el secreto de nuestra ganadería.

Ganadería: Medio ambiente

Ganadería: Medio ambiente. Campo sembrado de forraje