Es época de recría en nuestra ganadería

En estas fechas estamos seleccionando las crías que pasarán a formar parte de nuestro rebaño. Es muy importante hacer una buena selección para disponer de buenas ovejas en el futuro. Larecogida de datos sobre su productividad y características físicas es fundamental para poder saber qué ovejas son más aptas para criar sus crías. De ahí parte la selección.
En nuestra ganadería no podemos dejar nada al azar y, sin recoger datos, la selección lo sería. Lacalidad de nuestros lechazos dependerá, en gran parte, de que las futuras “mamás” dispongan de una buena conformación física y provengan de madres y padres sanos y productivos. Aunque la mayoría lo son, siempre hay ciertas ovejas que destacan y esas son las que elegimos.
Hacer una buena recría también supone una mejora de la raza Churra: cuánto más puros, sanos y productivos son los padres y las madres, mejores serán nuestros ejemplares de raza. De esta forma, conseguimos no sólo mejores ovejas sino también mejores lechazos Churros.
El proceso de recría empieza con el destete de las corderas/os, separándolas progresivamente de sus madres para que vayan dejando la leche e introduciendo, poco a poco, la comida normal a la que tendrán que habituarse. La alimentación de nuestras corderas se basa en paja de cereal y harina de cebada, avena y arritas, que complementamos con heno y posteriormente con su salida al pastoreo progresivamente (en primavera, cuando más recursos hay) y la introducción en su dieta de forrajes.
Este proceso suele durar de media nueve meses, siendo claves los tres primeros meses (época en la que tienen que conseguir al menos entre 20 y 25 kg) pero también los 6 meses posteriores, cuando alcanzarán dos terceras partes de su peso corporal de adultas. Es a partir de los 9 meses (en otoño) cuando pasarán a ser ovejas del rebaño y entrarán a cubrirse con el resto de ovejas para ser “mamás“.
Os dejamos algunas fotos de nuestra recría de 2013.